viernes, 14 de enero de 2011

¿Miedo a perder el momento? Llevar la cámara siempre encima no es obligatorio

2857413201 80393d486b e1294824259523 ¿Miedo a perder el momento? Llevar la cámara siempre encima no es obligatorio

Compras tu primera cámara, réflex o compacta. La emoción por hacer fotografías, por aprender cuanto antes lo que es capaz de hacer y por querer fotografiarlo todo para encontrar nuestra propia visión creativa hace que lleves la cámara siempre encima, fotografiando todo lo que pasa por delante de tu objetivosin piedad ni compasión, y en muchos casos hasta sin pensar. Disparas en blanco y negro, fuerzas los encuadres, fotografías a la gente de la calle, a tu perro, te haces autorretratos creativos en el espejo del ascensor, y hasta fotografías los botellines de cerveza cuando estás con los amigos. La fotografía digital tiene la gran ventaja de que las tarjetas admiten muchas más fotos que un carrete, así que nos disponemos a exprimirlas al máximo.

Esta pasión por fotografiar absolutamente todo logrará convertirte, entre tu grupo de amigos, en el pesadito de la cámara. No es grave, de hecho muchos de vosotros, aficionados o profesionales, os sentiréis identificados con lo que os comento.

Conforme pasa el tiempo y aprendes cómo funciona y lo que puedes sacar de tu cámara, también refinas lo que quieres o te interesa fotografiar, pero es posible que no te desprendas de la costumbre de seguir llevando la cámara a cuestas, esperando cazar ese instante decisivo incluso cuando sólo sales a tomar algo con los amigos o a ver a la familia. Bien, os voy a contar un secreto: Llevar la cámara siempre encima no es obligatorio. No es necesario llevar una cámara las 24 horas del día para considerarse fotógrafo, ni hacerlo nos hará mejores. De hecho, no llevar la cámara encima en muchas ocasiones nos permitirá pensar más en la fotografía que haríamos, o meditar mejor cómo vemos un paisaje, o un objeto, en lugar de lanzarnos compulsivamente a tomar fotos en todos los ángulos posibles.Empezaremos a sustituir cantidad por calidad.

Por supuesto, tampoco quiero decir con esto que nos obliguemos a dejar la cámara en casa. Pero pensad en esto: ¿cuántas veces habéis cargado con vuestra pesada réflex, con un par de objetivos, flash, trípode, etc., cuando con una simple compacta o incluso la cámara que lleva el móvil incorporada (que cada vez son mejores) os hubiera bastado? ¿Siempre vamos a estar en disposición, con el tiempo y con la mentalidad para ‘cazar imágenes’? O incluso en el caso de que llevemos la cámara encima, ¿es necesario cargar con varios objetivos? Por lo general, y ya lo comentó mi compañero Andrés Rey, no necesitas mas que una lente.

Esto depende mucho del tipo de fotografía que hagáis; en mi caso personal, soy fotógrafo principalmente de retratos, y eso es lo que más me gusta hacer, y donde mejor me expreso. Llevarme la réflex cuando salgo de paseo (o si me voy de vacaciones, como me ocurrió la última vez) sólo me supone un lastre y una carga de peso considerable y molesta, de modo que sólo lo hago cuando hago una salida planificada, con la intención expresa de buscar algo concreto, o si ya vi algo en su día que me apetece fotografiar más detenidamente. En el resto de casos, intento llevar mi compacta por si acaso, aunque lo que me es más útil es una pequeña libreta donde apunto ideas según se me ocurren. Podría decirse que miinstante decisivo sucede cuando algúna idea pasa por mi cabeza, y eso es lo que no debemos dejar escapar.

Tened siempre esto en cuenta: Nuestra fotografía no es algo que tengamos delante del objetivo, sino detrás del visor. En nuestra cabeza.

Foto: Chan Studio

Fuente: http://altfoto.com/2011/01/miedo-a-perder-el-momento

No hay comentarios:

Publicar un comentario