domingo, 11 de octubre de 2015

Recorriendo Paraná – La Costanera

Finalizamos el recorrido por la ciudad de Paraná y sus espacios verdes, en esta oportunidad, con los diversos espacios que ofrece su magnífica costanera.

La parte principal se extiende desde la playa privada del Paraná Rowing Club (oeste) hasta la "Sala Mayo" (este), pero toda la extensión de la costanera sería desde la Plaza Le Petit Pisant (oeste) hasta una parte más nueva del borde costero en calle Leiva y Ambrosetti (este).

La costanera cuenta con caminos peatonales, asientos públicos, plazas con juegos infantiles, restaurantes, bebederos públicos, paradas de colectivos de la línea 1, baños públicos, custodia policial, y además una hermosa vista al Río Paraná, las playas del Thompson, las Islas Puente y el Islote Municipal.

Las playas del Thompson se hayan en la zona norte de la ciudad, donde termina la Av. Francisco Ramírez y adyacente a la zona pesquera de Puerto Sánchez, en donde se habilitó un espacio para dedicar al turismo de río. La playa tiene arena, simulando una playa marina. A poca distancia de la playa hay un pequeño parque y dos bares ofrecen sus servicios sobre la playa misma. Es un sitio favorito para los paranaenses por la hermosa vista que tiene de la ciudad.

Hacia el nordeste de la ciudad y sobre la barranca que domina el Río Paraná se encuentra el Camping Toma Vieja, un predio municipal que ocupa las instalaciones de la primera toma de agua corriente que abasteció a la urbe. El complejo incluye capacidad para 650 carpas, un complejo de piscinas de 1.500 metros cúbicos en total, destacándose en el mismo una pileta olímpica; y áreas destinadas al desarrollo de básquet, voley, paddle, tenis y fútbol.

Finalmente, y al final de la avenida costanera Laurencena, junto a la desembocadura del arroyo Antoñico, llegamos al Puerto Viejo. En la época de la Confederación, el puerto de Paraná era uno de los más importantes contando con la habilitación para realizar comercio exterior. En los años 1890, el puerto adquirió una importancia comercial sobresaliente con la instalación de molinos, fábricas de aceite comestible, fábricas de ladrillos, tejas, baldosas, caños, talleres de carpintería y herrerías, caleras y un almacén naval. Hoteles, restaurantes y comercios abastecían las necesidades de la zona. Hacia 1901 era totalmente imposible utilizar el puerto a causa de los bancos de arena formados frente a éste. Por este motivo se inició la construcción del Puerto Nuevo el 16 de abril de 1904, finalizándose recién en 1907.

Hacé click sobre las fotos para verlas mas grandes.
También podés verlas directamente desde Picasa.

La semana que viene, continuamos el recorrido mesopotámico con nuestro segundo destino: Corrientes, nos aguarda!

No hay comentarios:

Publicar un comentario