domingo, 20 de marzo de 2016

Recorriendo la Ruta Jesuítica – Santa Maria La Mayor

Ya de regreso en territorio Argentino, y luego de nuestra visita a la brasilera São Miguel das Missões, estamos listos para encarar el séptimo y último destino en la ruta de ruinas jesuíticas protegidas por la UNESCO: Santa Maria La Mayor.

Desembarcamos y tomamos la Ruta 2 hacia el sur, una vez que salimos desde Puerto San Javier, rumbo a Santa María, localidad en donde se hallan las ruinas. El clima no ayudaba demasiado y el cansancio de la travesía se hacía sentir, pero era cuestión de ponerle garra a la recta final, y eso hicimos.

Pasamos por Itacaruaré y llegamos a Santa María. Estas son algunas postales del camino tanto de ida, como del último tramo recorrido luego de la visita, hasta Posadas, en donde nuevamente las rutas nos sorprenden con una estado impecable y con paisajes hermosos.

Hacé click sobre las fotos para verlas mas grandes.
También podés verlas directamente desde Picasa.

Siguiendo el acceso al pueblo llegamos a Santa María, pero para nuestra sorpresa, aquí no se hallaban las ruinas. O al menos, no en el pueblo.

Consultando a los locales, nos indicaron que debíamos volver, con indicaciones mas o menos precisas, desanduvimos la ruta, pero no nos quedó otra opción que meternos en el primer pueblo que encontramos, a volver a consultar, ya que seguíamos vagando sin rumbo cierto…

Finalmente, y gracias a nuevas indicaciones, encontramos el acceso, muy mal señalizado, sobre la mismísima ruta 2. Sí, habíamos pasado de largo sin siquiera advertirlo. En fin, fue algo reconfortante leer la misma queja de todos los visitantes en el libro de firmas. Espero que el complejo quede mejor indicado en un futuro no muy lejano.

Separada de sus hermanas argentinas, en el otro extremo de la provincia de Misiones, encontramos esta reducción en un estado lamentable, casi de abandono. Hasta el pasto del acceso estaba altísimo, lo que entorpeció un poco la caminata. Y así, sin guía, llegamos a nuestro último punto del recorrido programado.

Una extraña sensación de melancolía nos invadió, no solo por el “efecto despedida”, sino por el mal estado de cuidado de este tesoro, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1984, aunque en una parte de ella, siga funcionando hasta hoy en día una pequeña capilla en donde se da misa.

Hacé click sobre las fotos para verlas mas grandes.
También podés verlas directamente desde Picasa.

Finalizamos el día en la ciudad de Apóstoles, destino que recorrimos brevemente al día siguiente, pero que visitaré en profundidad en otra oportunidad. Cerca de las 9:30, partimos hacia Posadas, pero para mi sorpresa, éste no sería nuestro último destino…

La semana que viene, volvemos a Paraguay para visitar San Cosme y Damián!

No hay comentarios:

Publicar un comentario