miércoles, 24 de agosto de 2016

Un domingo en San Telmo – Detalles del barrio

En una entrega anterior recorrimos algunas características de mi pequeño pero infinito San Telmo. Hoy, acotamos aún más nuestra mirada, para detenernos sobre los pequeños detalles del vecindario.

San Telmo es uno de los barrios más antiguos y tradicionales de Buenos Aires. Forma parte del Casco Histórico de la ciudad y conserva gran parte de su patrimonio arquitectónico. Sus calles empedradas, casas bajas y patios con aljibes sugieren una estampa detenida en el tiempo. También se destaca por sus bares, restaurantes, tanguerías y, en especial, por la amplia variedad de anticuarios de distintos rubros.

Pedro González Telmo, Patrono de los Navegantes, era un fraile de la orden de los dominicos que vivió en España en el siglo XIII. Allí se dedicaba a predicar el Evangelio a los navegantes y pescadores de Galicia y Portugal. En el siglo XVII, la vida de los primeros pobladores del lugar giraba en torno a la actividad portuaria y esa fue la razón por la cual se eligió a San Pedro González Telmo patrono de este barrio que hoy lleva su nombre.

Insisto, ni mil desarrollos me llevaría el transmitirles lo que es el barrio y lo que significa para mi, por lo que con estas pequeñas entregas, me permito quitarme esa mochila y mostrarles libremente, aunque mas no sean, algunos pedacitos de cada realidad que lo conforma.

Arte callejero, apliques arquetectónicos, caprichosos colores jugando con las construcciones, que son en su mayoría antigua, comulgan en los mas diversos espacios de sus calles, así como también en algunas de las varias galerías a cielo abierto en las que puede uno entrar y maravillarse siempre con algo diferente…

Así es mi barrio. Hay que vivirlo :)


Hacé click sobre las fotos para verlas mas grandes.
También podés verlas directamente desde Google Photos.


Tal vez volvamos al barrio en una nueva recorrida, porque acá siempre hay algo lindo por descubrir, pero por ahora, otros destinos nos esperan. Mientras tanto, bien pueden acercarse, descubrirlo… y disfrutarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario