domingo, 20 de noviembre de 2016

Paseando por Cipolletti - La Ciudad

Atrás quedaba el Dique Ballester en esa última tarde tarde Neuquina. El día arrancó con bastante frio, pero con mucho sol. La amplitud térmica en Neuquén es tremenda, como ya mencioné. Sentía que mi resfrío estaba en sus últimos días, lo que sumado a la pronta exploración de un nuevo destino, me dejaba de un humor extraordinario. Cipolletti, aguardaba…

Tren mediante, crucé el Rio Neuquén, y me dirigí hacia la vecina ciudad del Valle.

Cipo me recibió con los brazos abiertos. El sol hacía que sus colores vibraran, dándome la bienvenida…

La ciudad fue fundada el 3 de octubre de 1903 por el entonces general Fernández Oro. Se consideró esta fecha ya que aquel día se produjeron las primeras ventas de los terrenos loteados del general sanjuanino. El primer nombre del caserío fue «Colonia Lucinda» en honor a la esposa de Fernández Oro, la sanjuanina Lucinda Larrosa, pero en 1909 se le dio el nombre de la estación del ferrocarril instalada en la comuna desde 1904 que es el nombre actual que busca homenajear al ingeniero Cipolletti, gracias a quien se realizaron las obras hidráulicas que permitieron los cultivos en la región y la consiguiente población de la misma. Sin embargo el juzgado de paz conservó el nombre "Colonia Lucinda" hasta 1942.


El 29 de abril de 1916 un decreto del presidente Victorino de la Plaza anexó los departamentos de General Roca y El Cuy al Territorio Nacional del Neuquén por lo que la población del emergente poblado pasó a depender de aquel territorio. Esta situación sólo se prolongó hasta 1918 cuando el presidente Hipólito Irigoyen lo dejó sin efecto por no haber sido aprobado por el Congreso Nacional.


Sin embargo la primera comisión de fomento no se formó hasta el 17 de junio de 1919, aunque esta no estaba legalmente autorizada a funcionar como tal. El presidente de esta comisión fue Juan María París y el Doctor Agustín Bardo y Juan María Reyna lo acompañaron en la labor. Ellos dictaron la primera ordenanza el 10 de octubre de 1919 de la que tenemos conocimiento parcial, pero ignoramos si llegó a ser aplicada con carácter obligatorio, por la falta de oficialización de la Comisión. Esto último recién se logró mediante un Decreto del Poder Ejecutivo Nacional el 16 de septiembre de 1925.


Esta ciudad del Alto Valle fue la primera que contó con servicio de luz eléctrica. Éste fue inaugurado el 1 de junio de 1923, el dueño de la usina y las redes fue Enrique Schreiber, de origen alemán. Schreiber junto a su hijo fueron quienes hicieron el trabajo de instalación y redes.


Hoy, los invito a conocer Cipolletti, caminando conmigo por las calles de la ciudad.



La semana que viene, una aproximación a los detalles Cipoleños




No hay comentarios:

Publicar un comentario