domingo, 17 de septiembre de 2017

Postales de Rosario

Ya se me están haciendo incontables las veces que fui a verte, mi querida Rosario…

¿Y cómo evitarlo? Y una vez ahí, ¿Cómo evitar el impulso de traerte conmigo, aunque sea de a pedacitos?

Tal vez, un poco de eso se traten estos recortes, que nacieron con una mezcla de magia y melancolía.

¡Nunca me voy a cansar de visitarte Rosario!

Sean todos bienvenidos a los recuerdos de mi última visita a esta ciudad, que sin dudas, ha sabido como cautivarme :)




…¿Te quedaste con ganas de más Rosario?

No hay comentarios:

Publicar un comentario