domingo, 24 de diciembre de 2017

San Juan natural: El Parque Provincial Ischigualasto (Parte 1)

Llegó el dia de cumplir uno de esos grandes sueños. Tras haber recorrido Valle Fertil y haber hecho base ahí mismo, era hora de ir a por más… Ischigualasto, mas conocido coloquialmente como “El Valle de La Luna”, aguardaba mi tan ansiada visita…

Son muchas las emociones, pero vamos de a poco. El recorrido es extenso, y es mucha información, así que lo dividí en cuatro álbums, de los cuales voy a publicar dos hoy, y dos la semana que viene. Sí, realmente esta experiencia fue un bombardeo a los sentidos!

La única contra del viaje, es que al parque se llega en auto. No encontré transporte público que me dejara en la puerta. Recibí algunos datos sueltos, pero la frecuencia era dudosa y tampoco tenía tanto tiempo de viaje como para especular en dedicar un dia completo a él. Mi ruta seguía hacia La Rioja, y esa noche tenía que abordar el micro desde San Juan…

Por lo tanto, contraté una excursión de dos días en Pinkanta, donde no solo me solucionaron el tema del hospedaje esa noche, sino que también usamos ambos días para recorrer el vecino parque de Talampaya, hacer todo lo que les mostré de Valle Fértil, y todo lo que les voy a mostrar la semana que viene por la ruta 150, entre otros puntos que fueron parte de otras crónicas en este desarrollo. Un diez para Yamile por la coordinación general, y para Jorge que en todo momento se presta servicial para parar donde sea a hacer una foto, o para dar toda la data que sabe de los lugares que vamos visitando. Un verdadero lujazo que pocas veces éste peregrino tiene la suerte de poder darse, y que sin dudas, me completó la experiencia :)

Llegamos tempranito, listos para iniciar el viaje por el parque con la primera caravana de visitantes, (Aquí es así: Se arman turnos y se va recorriendo el parque en grupo, en los autos particulares de los visitantes, por los senderos designados, viajando el guía en uno de ellos). Gorro, agua, protector solar… Todo listo! Arrancamos!

Hoy les comparto la primera mitad del recorrido, porque es mucho material y vale la pena verlo de a poco.

Iniciamos en Valle Pintado, una majestuosa vista de irregulares capas superpuestas de arena, con tonos y colores diferentes, producto de los distintos componentes minerales, y este tramo, lo finalizamos en la forma denominada “La esfinge”. Uno de tantos caprichos de la erosión con los que nos encontraremos en este paseo, bautizado según la mirada común, tal como anteriormente había podido ver en el mendocino Cañón del Atuel.



Recordemos que el parque es una antigua laguna de la época triásica. En ella se han encontrado numerosos fósiles y restos de más de 1000 dinosaurios, la mayoría de porte pequeño que, según el guía, son los más antiguos hallazgos en la materia.

Por esto, y como complemento de esta entrega, un mini-álbum con algunas tomas de los museos que podemos visitar en el parque: El Centro de Interpretación y sede del Museo de Ciencias Naturales, y, el Museo De Sitio "Dr. William Sill":



No hay comentarios:

Publicar un comentario