domingo, 2 de septiembre de 2018

Finde largo en Pinamar – Caminando por Cariló

Y desde las playas de Ostende y Valeria del Mar, hoy cerramos este paseo por el Partido de Pinamar recorriendo el último destino: El Parque Cariló.

El loteo constituye una reserva natural de bosque, dunas y playa con una extensión de 3 km de frente marítimo y, en promedio, 2,5 km desde el mar Argentino a la Ruta 11, que la separa del partido de Gral. Madariaga.


El Parque Cariló, como su vecina Villa Gesell, sin la acción humana sería un territorio de dunas gigantescas, un desierto árido a la orilla del mar. Cariló es ejemplo de lo que puede hacer la iniciativa humana, cuando modifica la naturaleza sin violar sus reglas, haciéndola habitable y convirtiéndola incluso en atractivo turístico.


El origen fue un plan en los años 1920, que pregonaba Héctor Manuel Guerrero, con 28 años de edad, el que comienza la fijación y forestación de médanos vivos en la Estancia “Dos Montes”. Dicho establecimiento rural tenía el Potrero “Médanos”, de 1700 ha; Debía hacer frente a múltiples problemáticas: temporales, luchar contra hormigas y liebres, contra la falta de caminos y transporte, y contra lo poco que se sabía sobre forestación en arena. La familia Guerrero había heredado de su padre Carlos un campo sin mejoras y, en pocos años, ya tenía casco de estancia con un parque diseñado por Carlos Thays, y más de 200 ha de frutales. Así se originó la «Cabaña Charles».

En 1935, la plantación llega al mar. El cambio de hábitat había comenzado a modificar el ecosistema local. Las aves lugareñas comenzaron a anidar en lo que Guerrero bautizó como “Cariló”, que significa 'Médano Verde' en lengua mapuche (cari: verde, lo: médano), corresponde señalar que este nombre mapuche está lejos de ser el de una población originaria de la zona ya que los mapuches invadieron este territorio a mediados del siglo XIX masacrando a los autóctonos het o pampas antiguos quienes hablaban un idioma pámpido muy distinto del de los invasores mapuches.

En 1938, los viveros son trasladados de la estancia “Charles Viejo” a “Dos Montes”, en 1947 llegan 660 000 plantas listas para ser trasplantadas, y en 1948, se inaugura su casa principal conocida como “Divisadero” o “Casa Grande” sobre la duna, con el mar y el bosque de fondo.

En 1970, se cierran los viveros al haberse completado la fijación y forestación del total de la propiedad privada. Los hijos del fundador designan las calles perpendiculares al mar con nombres de plantas; y a las paralelas al mar, con nombres de aves regionales, en orden alfabético.

En 1978 mediante un decreto Provincial, durante el Gobierno de Facto auto proclamado Proceso de Reorganización Nacional, se corren los límites originales, llevando al Parque Cariló a pertenecer al partido de Pinamar. Dejando, así, de formar parte del partido de General Madariaga
En 2012 debido a la inestabilidad política e ineptitud transmitida desde la Municipalidad de Pinamar, los vecinos y comerciantes del Parque Cariló impulsaron la propuesta de volver a pertenecer a la jurisdicción de General Madariaga. Esta medida fue repudiada por el municipio.​ Hoy en día la propuesta se encuentra siendo tratada en la legislatura de la Provincia de Buenos Aires.

Personalmente fui con otra expectativa. Por lo que me habían comentado, Cariló era mas parecido a La Pedrera, pero, lo que me encontré es que ya casi no queda bosque. Está todo loteado, y el acceso me recordó a un country o barrio privado. Fue una jornada de caminata muy linda, pero que no tuvo nada de pintoresca. ¿Juntar piñones para el pesto? En tus sueños.

De todas formas traje este albumcito de detalles, para que se den una idea de como es el lugar…



Gracias por caminar conmigo, nos vemos en el próximo destino! :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario