miércoles, 24 de agosto de 2011

Música y fotografía: algo diferente

Hoy vamos a hablar un poco acerca de como la fotografía se introduce poco a poco pero cada vez más en el mundo del audiovisual, especialmente en la categoría de videoclip y vamos a poner algunos ejemplo de vídeos musicales en los que la esencia es la fotografía, y sin la cual no hubieran sido posibles.

Ya hemos hablado con anterioridad de como en ocasiones la fotografía tiene aplicaciones para las que aparentemente no estaba habilitada. Ya vimos hace unos meses el videoclip en stop-motion del tema ‘Last Leaf’ de OK Go y también aquel curioso clip de NysuFilms para el grupo Glez de su canción ‘Todo el tiempo’. Ambos eran vídeos hechos a partir de una serie de fotografías con unos resultados excepcionales para mi gusto.

Flashes 800x348  Música y fotografía: algo diferente

En este caso no se trata de un videoclip hecho a partir de fotografías si no de uno en el que han utilizado las herramientas que esta usa como parte del set de rodaje. Se trata del vídeo musical realizado para el grupo japonés androp con su tema‘Bright Siren’. En el, como ya nos comentó Andrés al comienzo de la semana, se han utilizado nada más y nada menos que 250 Canon 60D, cada una con un flash externo. “¿Para qué?” os preguntaréis los que aún no hayáis visto el vídeo. Pues se han utilizado como si de los pequeños puntos de luz de un panel de leds se tratara. Es habitual en la grabación de videoclips del tipo performance utilizar una gran pantalla como fondo debido al gran dinamismo tanto de movimiento como de color que puede aportar al videoclip. Además reduce en gran medida la complejidad del esquema de iluminación ya que la pantalla se queda prácticamente con todo el peso visual.

Todos recordareis el famosísimo clip de la canción ‘Speed of Sound’ de los británicos Coldplay en el que el grupo tocaba delante de una mastodóntica pantalla de leds que se coordinaba con la música para crear un espectáculo genial. En este caso nos encontramos con un videoclip similar solo que esa pantalla se ha creado con esos 250 flashes, cada uno con su correspondiente cámara, de los que os hablamos. Mediante un sistema de cableado y un ordenador, los realizadores crearon un sistema capaz de crear imágenes en ese mosaico de flashes, disparando a su gusto los flashes que quisieran. Todas las imágenes que se ven en la pantalla durante el clip fueron creadas utilizando un pequeño panel de 250 leds, cuyo programa luego extrapolaron a la gigantesca pantalla de flahses. A continuación os dejo el vídeo y un poco más abajo el videoclip de Speed of Sound del que os hablaba antes.

Me gustaría mencionar otro ejemplo, porque además de ser un gran videoclip, hay un hecho cuanto menos interesante en torno a el. Es un videoclip realmente original y bien realizado, que sin duda debió cortar muchas horas de trabajo, pues un vídeo en stop-motion, y este es el caso, es realmente trabajoso.

El dato hecho curioso es que prácticamente robando la idea, Loterías y Apuesta del Estado, la organización que se encarga de administrar las loterías en España hizo el anuncio que podéis ver aquí abajo. ¿Os suena de algo?

Como veis cada vez más las mentes de los realizadores audiovisuales idean ingenios en los que incluyen técnicas o herramientas clásicas de la fotografía lo que sin duda es beneficioso para esta, pues amplia sus posibilidades y le da cada vez más valor. Si conoces más ejemplos de videoclips en lso que se utilicen cámaras fotográficas o que estén hechos a partir de fotografías compártelos con nosotros en los comentarios.

Fuente: http://altfoto.com/2011/08/musica-y-fotografia-algo-diferente

No hay comentarios:

Publicar un comentario