domingo, 29 de julio de 2012

¡Mi #Android es Mio! Segunda parte – Flasheando la ROM

El domingo anterior, vimos los conceptos y procedimientos para ser Root e instalar el CWM Recovery, lo que nos permitirá tener un control absoluto sobre nuestro dispositivo, para, finalmente, flashear libremente nuestro teléfono con la ROM de nuestro agrado.

La elección de la misma dependerá de muchos factores, pero la cantidad de opciones disponibles, siempre estará determinada por su comunidad (Como ya vimos anteriormente también)

Algunos ejemplos, para seguir con mi caso personal, pueden encontrarse acá: http://www.elandroidelibre.com/2012/01/las-mejores-roms-para-los-mejores-dispositivos-android-hoy-samsung-galaxy-s2.html

Yo me decidí, debido a su cantidad de funcionalidades y constante desarrollo, por la Resurrection Remix: Uso la 2.6 en éste momento, aunque salió un update hace una semana, el 2.6.1, siendo el último que sacan sobre ICS (4.0.4). Ayer, 28/7, se presentó la versión 3.0, ya basada sobre el flamante Jelly Bean (4.1.1). Como ven, los updates son casi semanales, dejando por el piso a los desarrollos oficiales de los fabricantes, y ni hablemos, de las operadoras telefónicas.

El hilo oficial de la RR, lo encontramos acá: http://forum.xda-developers.com/showthread.php?t=1436854

Repito, ilustro con mi experiencia, cada cual puede seguir su propio camino, y eso es lo bueno!
 

El formateo “Full”

Para evitar problemas e inestabilidades, al hacer un cambio radical de ROM, les recomiendo formatear completamente las unidades del teléfono.

Los pasos son muy simples, pero al ser una operación tan delicada, se deben tener ciertas precauciones:

Antes de comenzar:

  • Habilitá la Depuración USB.
  • Recordá hacer un backup de todos tus archivos de medios (Fotos, videos, música, documentos, etc). Recorré detenidamente tus aplicaciones para ver en que directorios se guardan los archivos de medios generados, si correspondieran, para que no perder datos. Ésto también aplica a los recibidos por Bloetooth o aplicaciones como Whatsapp, claro está.
  • Es muy buena idea hacer un backup de las aplicaciones con Titanium Backup, aprovechando que somos Root. OJO! Lo único seguro en este caso a restaurar son los archivos NO DE SISTEMA Y LAS APLICACIONES. Éste contenido es el que aparece en VERDE, eso si, en éste caso se restaurarán los datos o configuraciones, no la aplicación en sí (Es decir, los SMS, APN, Favoritos, Alarmas…). Para cuando tengamos que restaurar APLICACIONES + DATOS, veremos que el contenido aparece en BLANCO. Lo que nunca hay que backupear y restaurar, son los ELEMENTOS DE SISTEMA, los cuales, se muestran en ROJO. Una muy buena guía puede encontrarse acá: http://www.elandroidelibre.com/2011/10/tutorial-cmo-usar-correctamente-el-titanium-backup.html y, en video, acá: http://www.androidsis.com/como-crear-copia-de-seguridad-usando-titanium-backup/ (Recuerden una vez realizada la restauración, reiniciar el teléfono ;)
  • El último pero no menos importante punto en la preparación, es hacer una copia de seguridad de la carpeta EFS. Esta carpeta contiene la información del IMEI, MAC, y otros datos súmamente sensibles del teléfono. Fácilmente ésto puede hacerse con KTool, disponible en la Play Store.

Una vez que tenemos todos estos backups realizados, los copiamos a la PC. (Recomiendo dos copias, una en PC y otra en algún disco extraíble, si tuvieras, por las dudas.)

¿Todo listo? Asegurá el 100% de carga de la batería, y… ¡Adelante!

¡A Formatear!

  1. Booteá el teléfono en Recovery Mode, y levantá este script, que debés tener previamente cargado en la tarjeta de memoria:  https://www.dropbox.com/s/io5846zll7lw28w/GS2ROMNukeV1.2.zip
  2. Volvé a bootear en Recovery Mode.
  3. Manualmente, hacé un Wipe en Phone Data / Cache y Delvik. Luego, formateá las unidades desde el mismo Recovery, tanto interna como la microSD.
  4. Ya tenemos nuestro teléfono completamente limpio. Seguimos trabajando siempre desde Recovery, eligiendo “Mount USB”, y conectamos el teléfono a la compu, para que ésta reconozca la tarjeta de memoria como un pendrive.
  5. Transferí ahí, la ROM que querés flashear (Usualmente un .ZIP preparado a éste efecto, por el desarrollador).

 

Instalando la ROM

  1. Instalá la ROM que cargaste en el paso anterior, desde la unidad USB.
  2. En AROMA (Es el asistente de instalación, muy sencillo de usar, elegí “Custom”.
  3. Seleccioná Kernel y opciones según tu preferencia. Esta parte puede variar en función de la ROM elegida. Siempre leer bien, para saber con qué nos vamos a encontrar, y qué elegir de antemano, recordá, hasta ahora seguimos con la misma carga de batería, y nos tiene que durar hasta el final del proceso, por lo que las desiciones ya las tenés que tener tomadas de antemano, preferentemente.
  4. Cuando AROMA termine, quitá el check en la opción “Restart Now”.
  5. Aquí estaremos nuevamente en Recovery Mode.
  6. Vamos a opciones avanzadas y volvemos a hacer un Wipe Dalvik Cache.
  7. Ejecutamos “Fix Permissions”.
  8. Hacemos un Wipe Cache Partition.
  9. Reiniciamos.
  10. Ingresamos nuestra cuenta de Google, configurando el WI-FI.
  11. Si al finalizar el primer login, no tenemos señal de datos (3G), reiniciamos. Eso debería bastar para solucionar eso.
  12. Recuperamos la carpeta EFS.
  13. Instalamos los MODs, temas, y extras de la ROM. (Optativos)
  14. Restauramos nuestro Titanium Backup.
  15. ¡Y a disfrutarlo!
Probablemente a ésta altura, personalizaremos las opciones propias de la ROM elegida y jugaremos un poco con la instalación, para conocerla y ver la respuesta y cambios en el terminal.

Y acá empieza lo interesante. Nos encontraremos con un teléfono totalmente nuevo, ágil, con muchísimo menos consumo de datos, y por ende, con un gran ahorro de batería. Claro, también nos encontraremos con pequeñas falencias, como la que vimos con la sincronización de contactos con Facebook, pero todo tiene solución, y esos pequeños puntos, son los que iré desarrollando las semanas siguientes.

Hasta entonces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario