domingo, 31 de marzo de 2019

Atravesando la Quebrada de Las Conchas (Segunda Parte)

En la primera parte de este recorrido, recorrimos la Quebrada de Las Conchas desde su inicio y hasta El Anfiteatro. Hoy, concluímos el recorrido con la segunda mitad del viaje, entre el mirador de las tres cruces, y los paisajes previos a la ciudad de Cafayate.

Como les adelantaba, además del Anfiteatro o La Garganta del Diablo, podemos visitar otros hitos, como el mirador tres cruces, lo que nos da una espectacular panorámica​ del camino que transitaremos.

La sucesión de formas y colores no parece terminar nunca…

Esta quebrada, dentro de todo, es un accidente geológicamente moderno, y fue producida por movimientos tectónicos que tuvieron lugar en los últimos dos millones de años. Con una superficie de 25784 ha, en el año 1995 fue declarada por decreto Nº 6806 como reserva natural, a fin de proteger las curiosas formaciones geológicas y altos paredones de singular valor paisajístico, a la vez que a un importante yacimiento paleontológico perteneciente al período cretácico.

Por su rico pasado arqueológico e histórico, la reserva presenta numerosos restos fósiles.​ En la zona cercana al puente Morales, que les mostré la semana pasada, (Hoy mas conocido como el puente de “Relatos Salvajes”), se encuentran ranas fósiles del grupo de los pípidos.

Existen además, capas de calizas marinas y continentales muy ricas en fósiles e incluso en huellas de dinosaurios.

También, se presentan los llamados estromatolitos. En la Yesera, existe un importante yacimiento de peces fósiles, evidencia de un proceso que habría ocurrido hace unos 15 millones de años: El último ingreso del mar al continente.

En recientes investigaciones arqueológicas se descubrió que a escasos metros de la actual ruta 68 discurría el camino del inca, agregando relevancia arqueológica al sitio.

Y como si esto fuera poco, la quebrada y su entorno son una de las áreas más importantes para la conservación de las aves en Argentina.

En el siguiente álbum, conjugo imágenes del mismo recorrido: En una primera etapa, desde el mirador, a la ida, para acercarnos al final del álbum, a la vuelta, con las últimas horas de sol en este mágico recorrido.


La próxima semana, les muestro qué hice entre ambas partes, caminando por la localidad de Cafayate, y visitando una de sus mas famosas bodegas…







No hay comentarios:

Publicar un comentario