domingo, 23 de febrero de 2020

Volviendo del Campo de Piedra Pómez

Habiendo recorrido el Campo de Piedra Pomez, era hora de despedirme de Catamarca, y como la vuelta fue no menos extraordinaria que todo el resto del viaje, voy a dedicar el post de hoy a un pequeño repaso por mis últimas horas en la provincia.

Desandar los caminos que unen Antofagasta de la Sierra con Belén fue una experiencia completamente nueva, porque si bien ya los había hecho anteriormente, la nueva perspectiva y situación de luz, dio una mirada fresca a todos los paisajes que había contemplado.

El destino volvía a ser Belén, pero solo por unas horas. Desde ahí, tenía el micro que me llevaría a la capital catamarqueña, y desde ésta, viajaría ya entrada la noche, hasta el último destino de este viaje…

El retorno discurrió sin sobresaltos, con una parada en Villa Vil, destino al cual me prometí volver.
Los servicios de transportes llegaron finalmente, a horario el primero y con mas de 4 horas de demora el segundo, pero, llegaron.

Imposible no despedirme con cierta nostalgia. Una provincia que disfruté muchísimo, y que hoy me animo a decir, fue la mejor del recorrido por lejos, tanto por paisajes, como por la calidez de sus residentes.

Pero ya volveré! Hay mucha mas Catamarca por explorar!!



La próxima semana comenzamos a desandar mi visita a Tucumán, desde su Ciudad Capital

No hay comentarios:

Publicar un comentario