jueves, 28 de abril de 2011

¿Se pueden hacer buenas fotografías sin saber de fotografía?

Es una pregunta que probablemente os ha podido surgir a muchos. A mi en concreto me ha pasado en varias ocasiones. ¿Por qué me lo he preguntado yo? Pues simplemente porque muchas veces te fijas en una foto de algún amigo o compañero y te gusta y le dices “Oye que chula esta, ¿que técnica empleaste?” y te mira con cara de no saber de que le estas hablando.

Fibonacci1 ¿Se pueden hacer buenas fotografías sin saber de fotografía?

En esos momentos uno se para a pensar si ha hecho bien aprendiendo tanto y tanto cuando luego resulta que hay personas que tienen un talento natural y que harán fotos muy superiores a las tuyas. Para justo ahora de pensar eso, con el tiempo te darás cuenta de que esa foto que tanto te impacto solo fue producto de la casualidad y de los cada vez mejores modos automáticos de las cámaras digitales. Al menos en mi caso, siempre ha pasado eso. Me he impresionado por una foto de alguien, he descubierto que no es aficionado a la fotografía, me he decepcionado, y poco después he visto otras fotografías de la misma persona y he respirado con alivio al ver que no son para nada buenas.

Mi opinión, como ya os habréis dado cuenta, es que no se pueden hacer buenas fotografías sin saber de fotografía. Quizá se den casualidades puntuales como en el caso que he relatado anteriormente, pero por lo general, sin un mínimo dominio de las técnicas y reglas de composición y manejo de la cámara, no se pueden hacer buenas fotografías.

Por supuesto, habrá ciertos casos excepcionales de personas que no necesiten aprender nada para hacer tomas excelentes. En todas las artes y en todas las ciencias siempre hay genios que con menor esfuerzo que los demás hacen cosas mucho mejores y la fotografía es una remezcla de arte y ciencia. Además como sabréis, las normas de composición se basan en proporciones y patrones apreciables en la naturaleza y casi podría afirmarse que el sentimiento de atracción hacia dichos patrones está implícito en el ser humano desde que nace. Y con esto quiero decir, que no necesariamente hemos hemos de aprender a componer para saber hacerlo correctamente.

Esto es demostrable con el siguiente supuesto: una persona que no sabe de fotografía mira dos tomas, una se adapta a la perfección a la norma de los tercios y la otra se la salta por completo. Naturalmente, la persona se sentirá más atraída por la primera fotografía y aún así no sabrá porqué. Aquellos que sean capaces de averiguar el porqué y llevarlo a la práctica en sus propias fotografías serán esos genios de los que os hablo.

No obstante sigo opinando lo mismo, puesto que aunque alguien llegue a comprender por si mismo como funcionan los complejos principios de armonía visual, algo tan básico y esencial como el manejo de una cámara (en modo no automático, por supuesto) no es algo que pueda conocerse de forma implícita. Es algo que hay que aprender, ya sea de forma teórica o de forma práctica pero es necesario aprenderlo.

Componer con la cámara es simplemente girar las muñecas o andar hacia adelante y hacia atrás. Pero los conceptos de sensibilidad, apertura de diafragma y tiempo de exposición son conceptos a priori difíciles de comprender aunque los aficionados ya los tengamos asumidos y tratar con ellos sea algo casi automático.

Como es evidente lo que estoy diciendo es una opinión personal y probablemente todo lo que se diga sobre este tema serán visiones totalmente subjetivas pero creo que se puede formar un interesante debate al respecto. Por esto os insto a comentar vuestras seguramente interesantes opiniones en los comentarios.

Foto: doruchan

Fuente: http://altfoto.com/2011/04/se-pueden-hacer-buenas-fotografias-sin-saber-de-fotografia

No hay comentarios:

Publicar un comentario