domingo, 18 de septiembre de 2011

“Point Break” también tendrá remake



Para la industria cinematográfica estadounidense la solución a las crisis está bien clara: sólo tienes que buscar aquellas películas que dieron dinero y sobre las que se ha generado un culto debido a su temática o la efectividad de su realización y volver a hacerla. Como total, los que la vieron con veinte años tienen ahora cuarenta y ya ni van al cine o sólo deben ir a ver películas de animación con sus hijos, siempre podrás engatusar a las nuevas generaciones. Debe ser que como no tienen ningún medio para ver la película original al no disponen de medios como vídeo, DVD, Blue-Ray, ni ninguna otra forma de acceder al cine clásico, pues que mejor que volver a hacer la película. ¿He dicho cine clásico? Quizás sea exagerado para referirme a una película como “Point Break”, que Katheryn Bigelow dirigiera en 1991, teniendo como protagonistas a Patrick Swayze, Keanu Reeves y Gary Busey.

En lugar de ofrecer una edición especial por su veinte aniversario, la compañía Alcon ha pensado que quizás sería mejor hacer un remake de la película. Una gesta que ya desde el inicio me parece un error, ya no sólo porque a la película original todavía no le haya dado tiempo de envejecer, sino porque Kurt Wimmer será el guionistaque se va a hacer cargo del proyecto, responsable de bodrios recientes como “Salt” y cuyo último trabajo es otro remake innecesario: el de “Total Recall”. Los productores del proyecto están buscando un director adecuado al proyecto que no me cabe ninguna duda será un primerizo o algún cineasta mediocre que termine de fastidiar el proyecto.

“Point Break” no era solo una película, era una meditación Zen sobre masculinidad llena de acción cargada con testosterona a finales del siglo XX y esperamos hacer lo mismo para los jóvenes del siglo XXI.
Declaraciones de uno de los productores de la película. ¿Estarán queriendo decir que van a hacer una película gay? Porque ese sí sería un giro interesante, no cómo desarrollar la historia en torno a deportes extremos, en lugar de utilizar el surf como telón de fondo. No es que yo sea un fanático del surf, pero hablando de meditación Zen, lo cierto es que sí me puedo imaginar a un surfero meditando, pero me cuesta mucho imaginarme a un luchador, sobre todo cuando tiene que desarrollar la suficiente imaginación como para cometer un robo utilizando máscaras de los presidentes de los estados Unidos de América. Por lo demás el argumento volverá a infiltrar un agente del FBI tras la pista del criminal. Que se enamoren, que se enamoren.

Lo cierto es que, más que admiración por la película original, esto huele a negocio podrido. La misma compañía ya tiene asegurados los derechos para lasexhibiciones televisivas de la película, así como la creación de juegos que, deduzco, deben ser el motor original que les ha llevado a sacar adelante este proyecto. Quizás tend´ria que haber empezado por aquí.

Fuente: http://extracine.com/2011/09/remake-de-point-break

No hay comentarios:

Publicar un comentario