martes, 7 de febrero de 2012

Baterista de Rush refuerza lazo con Chile auspiciando a piloto


Neil Peart Foto: Getty Images

Neil Peart - Foto: Getty Images
El rock y las motos han estado unidos desde siempre, desde los orígenes de este tipo de música y su cultura, siendo un ícono tan potente como la misma guitarra eléctrica. Por eso no es de extrañar que se encuentren algunos ídolos del rock enamorados de las motos. Uno de ellos es el baterista del grupo Rush, el gran Neil Peart, eximio crack de las baquetas y letrista de la banda, además de ser considerado varias veces con el ambicioso pero no descabellado mote de “el mejor baterista del mundo”.
Aparte de la música, Peart es un amante del vehículo de dos ruedas y entre las muchas evidencias al respecto que se encuentran en su carrera, en Chile vivimos una en particular cuando el trío canadiense se presentó por primera vez en nuestro país, en 2010: al contrario del resto de la banda y de cualquier persona normal, el músico no llegó a Chile en avión, sino que, procedente de Argentina, tomó la moto y se vino en ella a través de la cordillera, llegando tranquilamente a Santiago para luego subirse a romperla sobre el escenario del Estadio Nacional, en uno de los mejores shows que recibimos esa temporada. Cumplió así una costumbre que realiza cada vez que tiene que cambiarse de un país a otro unidos por tierra.
A ese buen recuerdo se suma ahora otro vínculo: el auspicio que, a través de uno de sus proyectos, realiza al piloto chileno Daniel Gouet, actualmente en competencia en el rally Dakar como el compatriota mejor posicionado de los que van quedando. Y considerado por varios como el sucesor de “Chaleco” López.
Peart y Gouet, según consignaron medios como la radio Futuro y El Mercurio, se vieron unidos por el restaurant Bubba’s Bar and Grill, propiedad del hombre de Rush (la cocina es otra de sus pasiones), que funciona a través de internet. Y la conexión vino a través de un amigo suyo, que está en el rally para hacer un libro sobre el mismo. Ahí conoció al equipo Tamarugal y a Gouet, que es uno de sus miembros, y se enteró de que buscaban ayuda económica.
Fue entonces cuando surgió la opción de que el intérprete de clásicos como “Tom Sawyer” y “The spirit of radio” se sumara a esta causa. El aludido dio el sí inmediatamente y ahora el nombre del restaurant online luce en la moto del piloto criollo. Éste, a cambio, se comprometió a entregar una polera firmada a la hija de tres años del músico.
EXPERIENCIA EN CHILE
A fines de 2010, cuando Rush vino a Sudamérica, Peart recorrió 5 mil kilómetros en su moto BMW R1200 GS entre Brasil y Chile, pasando por Argentina. Registró todo en una bitácora publicada en su sitio web, plasmando que se trató de una ocurrencia en que incluso sus compañeros de banda tenían dudas. "Mientras se acercaban las fechas del tour por Sudamérica, admito que estaba nervioso. Muchos me advirtieron que era una mala idea".
Pero al final todo salió bien y músico comparó esta experiencia con los viajes que ha hecho por Africa y China, valiéndose sólo de un GPS, hartos mapas y un amigo. Debió sortear inconvenientes como el desperfecto de su GPS en Brasil y perderse en esa parte del trayecto. En pleno viaje, además, vio el rescate de los 33 mineros desde el paso entre Brasil y Argentina, lo que lo sensibilizó mucho. Al final, ya llegado al Estadio Nacional, decidió por primera vez en sus 36 años de tocar por el mundo, el tomar una foto desde su batería hacia el público, para poner la rúbrica a la bitácora. Fue justo antes de interpretar “Stick it out”, que se la dedicaron a los mineros.
"Sentí una suerte de magia en las caras de esas 36 mil personas. Había una bandera chilena y un cartel que decía "Toda mi vida por Rush". Yo también. Yo también (he dedicado mi vida a Rush)", escribió. Y finalmente hizo una colecta a través de su sitio para juntar ayuda para los mineros y para los afectados por el terremoto de ese mismo año.
Fuente: http://musica.terra.cl/baterista-de-rush-refuerza-lazo-con-chile-auspiciando-piloto,9cc21832d14c4310VgnVCM20000099f154d0RCRD.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario